20/11/14

Super Mamá



Que fea costumbre tenemos las madres de andar juzgando o criticando a otras madres, parece que eso nos diera mayor calidad a nosotras mismas en nuestra propia labor de madres o nos hiciera de alguna forma superiores al resto. Si aquella da pecho por mucho tiempo o carga mucho a su bebe, seguro que lo esta malcriando… Si aquella por el contrario decide no dar pecho o piensa (erróneamente por cierto) que no puede hacerlo, que mala madre es o que egoísta que no piensa lo que es mejor para su hijo… 

Entiendo que hay en realidad malas madres en este mundo, aquellas que dejan abandonados a sus bebes a su suerte o que los maltratan… Pero en realidad pienso que la mayoría intenta hacerlo lo mejor que puede. La maternidad no es algo que venga con manuales de instrucciones, ni los hijos son todos iguales, algunos nos ponen las cosas mas difíciles, y cuantas veces no nos hemos encontrado a nosotras mismas preguntándonos si habremos tomado o no la decisión correcta, si acaso estaremos haciendo bien nuestra labor o habremos fallado en algo… 

No puedo hablar por todas, pero creo que en esto de la maternidad, como en la vida, cada quien toma las decisiones de acuerdo a un bagaje cultural e histórico propio… Como te criaste, como fue tu madre contigo, quizás eso delimite lo que conoces, lo que sabes, los conceptos que manejas o quizás delimite lo que justamente no quieres ser o hacer…

Pero porque pensamos que las demás madres que no hacen lo que nosotras hacemos están equivocadas?, porque deben ser una razón “no valida” las opciones y experiencias tomadas y vividas por las demás personas que no van de acuerdo con las nuestras.
Con un hijo en puertas de la adolescencia, una niña y un bebe, pienso que la vida no termina en si el bebe se come o no las verduras, en si mamó 8 meses o 2 años, en si usa ropa de algodón orgánico o de nylon… Hay tantos problemas que nos esperan en el transcurso de la vida de nuestros hijos, decisiones realmente difíciles que tomar… ¿porque ahogarnos en un vaso de agua y criticar a una que quien sabe porque ha tomado una decisión distinta?

Últimamente cada vez hay mas y mas libros sobre “como ser una buena madre”, seguir este método y condenar el otro, miles de teorías sobre como criar… Esta bien, a mi me encanta leer algunos de esos libros, personalmente estoy a favor de algunos y en contra de otros, es bueno que te dan ideas y algunas soluciones que puedes aplicar… pero fanatizarse?, excluir y criticar a quien no cree en esas ideas y tacharla de mala madre?, llegar a tal extremo?.

Que estamos enseñando a nuestros hijos?, a ser radicales?, a discriminar a quien no ha sido criado como el o ella?… Que el mundo gira en torno a lo que el o ella piensa y el resto esta equivocado?…

Que lindo seria que las mamis nos ayudáramos mas y compitiéramos menos, como si alguien estuviera por darnos el titulo a la mejor mama del mundo… Que lindo seria que nos diéramos mas consejos y nos apoyáramos mutuamente… que respetáramos nuestras ideas y en todo caso las hablemos con respeto y sin querer imponerlas a toda costa… 
También podemos equivocarnos, y seguro que lo haremos millones de veces en este camino que nos toca caminar… Ninguna de nosotras es “super mama” pero todas lo somos al mismo tiempo. Lo somos cuando cuidamos a nuestros bebes enfermos, cuando faltamos al trabajo por una fiebre, cuando estamos cansadas pero aun así con paciencia para hacer un dibujo o una tarea para la escuela, cuando estamos toda la noche en vela por un hijo enfermo o cuando lloramos desconsoladas en el silencio de la noche por algún problema que atraviesa nuestro hijo y en realidad no sabemos que hacer al respecto. Somos “super mamas” cuando enseñamos valores a nuestros niños, cuando estudiamos con ellos, cuando compartimos momentos inolvidables… ¿Que necesidad tenemos de competir y sobre todo de disminuir a la otra mama?, ella solo esta haciendo lo mismo que nosotras, criando a su hijo/a de la mejor manera que puede…

0 comentarios:

Publicar un comentario