10/9/15

Parto Vaginal Después de Cesárea (PVDC) - La historia de Andrea

Hola mamis que nos leen siempre. Hoy les traigo una historia, contada por la misma protagonista, asi como lo vivió, asi como lo sintió. Es la historia de una amiga, de una de esas hermanas que te da la vida, alguien a quien quiero muchisimo a pesar de la distancia. Ella se llama Andrea, su hijo mayor Teo, se lleva con Iki sólo 5 días, nosotras nos conocimos por facebook en un grupo para mamás embarazadas y/o con bebés de todas partes del mundo. Ella es de Buenos Aires, Argentina, y gracias a Dios ya nos encontramos un par de veces. Ahora ella cumplió su sueño, su segundo hijo Eidan, nació hace unos días por PVDC (Parto Vaginal Después de Cesárea), algo con lo que ella soñaba y para lo que trabajó muchísimo. Me hubiera gustado poder viajar y estar ahí a su lado en esta experiencia, pero no se pudo. Hoy (y con su permiso) comparto con todos ustedes esta historia llena de amor, de magia, de esperanzas... contada por ella misma, con sus palabras, con sus expresiones, así como la vivió, así como la sintió. Espero la disfruten. Les dejo una fotito de Andre con Eidan en su Kunu´u hecho con cariño por la tía Ara desde Paraguay.



"Me vengo a sentar buscando las palabras para poder expresar lo más magnífico e intenso que me pasó en la vida.

El lunes 10/08/2015 tranquila a las 16 hs. transcurrían contracciones fuertes pero muy tranquila caminaba por la casa. En casa estaban mi marido que se tomó las vacas, una amiga que también me ayuda a limpiar mi casita y mi hijo Teo de tres años obviamente. Mi amiga se ponía medio nerviosa ya que veía que mis contracciones eran cada 4/5 minutos y duraban maso 50 segundos, pero tanto Martín (mi compañero) como yo estábamos muuuuy tranquilos.  

Llamé a mi doula Bettina Abrigo a las 18 hs. Llegó tipo 19:30 a casa, mi amiga se quedó acompañándonos bastante hasta las 23 y pico, yo ya mucho de horas no sé, comía mucho papas fritas jajaaja y agua esos cuatro minutos que me dejaban descansar entre contracción y contracción.  
Betti habló con los parteros contándoles cómo íbamos y me preguntaron si quería que vengan y dije ´no estoy tranquila aun´… Nos reímos mucho hasta hablamos de sexo jajajaja, hasta que no podía reír. Ya ducha pasando algunas contracciones, mi compañero muy tranquilo cuidando a mi hijo mayor pero haciendo muchas cosas a la vez llenando la pileta que la mantuvo re bien calentita, prendiendo el hogar, tuve que llamar a otra amiga para que venga a jugar con Teo un rato. Mi primer amiga se fue y esta segunda se quedó un rato cuidando a Teo.  

En un momento mi doula se da cuenta que las contracciones cuando esta Teo me duran menos o se me cortan, entonces la idea es dormirlo, pero sin teta imposible así que le daba teta, pero enseguida, mi amiga y mi doula, decidieron sacarlo a pasear en el auto mientras Martin y yo pasábamos las contracciones. En una dije ´no Mar, no, si las próximas dos son como ésta contracción que pasó quiero que vengan Vendi y Francisco Ya!!!´

Me metí a la pileta y me fastidié (entró Teo también en algún momento jajaja) Salí… Y así fue llegaron mi doula y amiga y obvio mi hijo despierto jajajaj y les pedí que llamen a los parteros… fui por Teo le daba la teta cada 4 min me soltaba, gritaba y volvía a darle jajaja. En una se durmió y salí corriendo al comedor por la contracción…. Ya está, me volví a meter a la pileta y salí devuelta, llegaron los parteros, banquito de parto, yo ya tenía ganas de pujar (eran las 3 de la mañana). En un momento me cagué en la pileta terrible y ahí empezaron mis cagadas a cada rato ya al final no sabía cuánto había cagado chicas jajajaja pero creo que cada vez que tenía una contracción, estuve en el inodoro una hora haciendo fuerza y hablando con Vendi que me daba una confianza infinita en ese momento junto a mi doula.

Volví a la pileta, salí, fui a una silla, volví al banquito de parto, di vueltas por la casa que es circular, todos dormitaron y yo ya no daba mas, volví al baño y Vendi me preguntó si podía ver como íbamos, le dije que sí. Bien no le pregunté cuanto de dilatación había, pero sentí el tacto igual que el último de Teo, donde estaba en 8, como que llegaba al mismo lugar, (quizá era mi cabeza), esperó la contracción para que puje y ver qué onda la cabeza, me dijo ´bien de a poco está bajando, tranquila´

Volví a la pileta, me toqué y se sentía la bolsa un poquito. Vomité todo al salir de la pileta, fui al baño de vuelta, volví a vomitar dos veces… en ese momento quería estar sola, pobre la eché a mi doula mal. Tacto otra vez y el dedo llegaba al mismo lugar, no pregunte pero Vendi se fue a hablar con Francisco.

En fin seguí sin quedarme quieta, pileta, vómitos, banquito, silla, baño, pujos y pujos. Ya 8 de la mañana no daba más, me abracé a la silla de la computadora en cuatro patas y ahí empecé a pujar, me recostaba en un colchón y me levantaba antes de que llegue el máximo de la contracción ya que me decían que me cansaba más acostándome y levantándome, pero yo decía 'quiero dormir 20 segundos' jajaja. Apoyaba pecho sobre donde se apoya la cola y me agarraba de las ruedas para hacer fuerza y rodillas al piso así pujaba como loca, esa era mi posición estaba cómoda pero cansadísima.

Pero yo sabía que lo iba a lograr, tenía toda la confianza, estaba tranquila y mis acompañantes me la daban, había una energía mágica en mi casa, una tranquilidad infinita, ver a mi compañero tan tranquilo (que en este momento estaba durmiendo un rato jajaja). A las 9:30 de la mañana Vendi me pregunta si puede hacer otro tacto a lo que digo que sí, y siento que llega al mismo lugar (lpm), no avanzaba, pero de golpe contracción y se rompió la bolsa. Me dice ´a ver pujá´ y me dice ´bien, ya está está ahí bajando más, dale Andre, ya esta no falta nada´… En fin seguimos con los pujos y veo que están todos sonrientes y me contagian esa sonrisa, llaman a Mar y siento que empieza ese ejercicio de sale/entra la cabecita, ahí estaban sus pelitos, una fuerza descomunal se apoderó de mi ´¡YO VOY A LOGRARLO, YO SE PARIR, YO PUEDO!´ ... Eso pasó por mi cabeza, me habían dicho una vez que me concentre en una mamífera, que me identifique, y siempre pensé en la leona pero en ese momento vinieron a mi cabeza muchas imágenes desde mi cesárea, Teo siendo atacado con una palanca fórceps, el parto de mi gata.

Ya no aguantaba más ese entrar y salir pero sabía que era necesario para mi periné. Vomité otra vez, el peor de todos porque quería pujar y también vomitaba jajaja, fue terrible eso. Volví a la silla, palabras de aliento de mis tres acompañantes, en ese momento doula y parteros. De golpe llanto descomunal de mi hijo Teo, despertó y gritaba teta jajaja mamá mamá... pero yo ahí estaba en otro mundo y admito me importó un bledo yo estaba en mi cielo ya estaba ahí… Me moví por última vez, me levanté y fui al banquito de parto y ahí entré a pujar primero con Fran atrás y Vendi adelante.

Al rato vino Teo y saludó a la “corona” de Eidan que ya estaba la frente afuera (ya sentía ese anillo de fuego tan fuerte pero tan emocionante). Teo se puso atrás a mirar dibujos y tomar jugo y mi marido cambió el puesto con Fran. Yo no recuerdo cuando ocurrió exactamente, solo que sentí ahí a mi compañero!!! Y yo no paraba de pujar y ahí salió la cabeza, que emoción sentirlo, dejarme llevar por ese oleaje de las contracciones que me hacían hacer fuerza y sentirme una guerrera mamífera que sabe lo que hace, mi cuerpo, mi instinto me guiaban, ahí se cortaron un rato las contracciones y fue como eterno yo quería agarrar a mi bebé, otra contracción y salió!!!!

Impresionante no caía me lo dieron lo quise llevar al pecho pero ouch no, cordón muy muy corto llegaba a mi panza abajo del ombligo. Vendi aclaró, cordón corto y de golpe cae sin pujo ni nada la placenta y el cordón aún seguía latiendo. Vendi decía ´que impresionante ya no está conectado y sigue latiendo!!!´. Apenas cortaron me lo traje al pecho, sentía aun el ardor y mi pregunta mientras Eidan aun no quería agarrarse de la teta era ¿me desgarré? Jajaja. Vendi me dijo ´no se´ pero al tirarme agua oxigenada vio que no me desgarré nada pero me hice un cortesin pequeño en un labio (muy raro jajaj) pero nada se cura solo, pero pero pero ¡YO HABÍA PARIDO, YO PARÍ, EIDAN NACIÓ CUANDO QUISO, COMO QUISO Y TARDÓ LO QUE QUISO! ¡LO SENTÍ HASTA COMO GIRABA AL SALIR!!! SALIÓ E HIZO CACA Y MI HIJO EL MAYOR DECÍA HIZO CACA EIDAN ACÁ EN EL COMEDOR JAJAJA.

Aun no puedo caer del éxtasis, llena de emoción, la experiencia más maravillosa que viví en mi vida, más maravillosa de lo que soñé. Eidan nació de 3,800 en casa el día 11/08 a las 10:48 Hs. Con la mejor compañía del mundo, el equipo de parteros que elegí y volvería a elegir mil veces mi hermosa doula y como madre Bettina Abrigo, mi marido y mi hijo Teo, mi maestro el que empezó este camino y me enseño a luchar por nosotros, gracias a él, su hermano hoy fue tratado como debía y nació como fue concebido con amor, lujuria, oxitocina, fuerza y empoderamiento!!!!


ESTOY MARAVILLADA . GRACIAS A TODOS POR SU APOYO DE SIEMPRE!!! GRACIAS GRACIAS GRACIAS… almorzando con los parteros me dicen que me había trabado en 8 desde que llegaron hasta que rompí bolsa justo donde me quedé con Teo, ¡que proceso eh! Y me felicitaron por la increíble fuerza que puse y que fue increíble..."

0 comentarios:

Publicar un comentario